El dolor que enciende la alarma de Juan Martín del Potro no es nuevo

El dolor que enciende la alarma de Juan Martín del Potro no es nuevo