Mestre le ganó la apuesta a Carlos, el chico que escribió el currículum a mano

Mestre le ganó la apuesta a Carlos, el chico que escribió el currículum a mano