Radio Vos

Radio fm Vos

Current track
Title
Artist


Inseguridad: una brutal golpiza para robarle y vengarse

Escrito por el 23 enero, 2021

Una mujer embarazada de ocho meses fue víctima de un brutal ataque por parte de un hombre que había trabajado en su casa, que la acusaba de haberlo dejado sin empleo, y que le robó. Ocurrió en barrio Empalme, en la ciudad de Córdoba, el lunes pasado. 

“Cerca de las 8.20 me golpean la puerta, atiendo, era un albañil que había estado trabajando en casa. Me dice que había dejado ropa y herramientas. Sin abrir la puerta, me voy al patio a buscar las cosas y como no podía sacarlas por la ventana, abro la puerta”, relató a Telefé Córdoba María (31), quien cursa la 37ª semana de embarazo. 

“En eso, me pecha para adentro, me pega, me tira al piso, me dice que yo había sido responsable de que se haya quedado sin trabajo. Me tapaba la nariz y la boca, yo gritaba, y me empezó a ahorcar”, contó la mujer. 

«Siento terror», la palabra de la mujer brutalmente atacada en barrio Empalme (captura Telefé Córdoba).

El hombre le decía que estaba enojado, que necesitaba dinero porque también está por tener un bebé y se había quedado sin trabajo. Mientras la sometía a una feroz golpiza, justo llegó una empleada de limpieza, que entró por otra puerta y encontró a la mujer inconsciente. “Ella me cuenta, porque no tengo conciencia de eso, que le pide que me suelte y que luego me ayudó a pararme. Él nos hizo acompañarlo por la casa mientras iba revisando todo y sacando cosas de valor”, narró María. 

La joven debió permanecer tres días internada, y tanto ella como la beba están en buen estado de salud, según constataron los médicos. “Estoy bien, mi bebé está bien, pero tengo una sensación de terror increíble, estoy horrorizada”, describió. 

“Me dijo que si yo denunciaba o salía a hablar, él iba a volver para terminar su cometido”, contó. 

El jueves supieron que el agresor había sido finalmente detenido. “Queremos que la carátula sea intento de homicidio, porque él llegó decidido a matarme”, apuntó. Para ello, la mujer ahora es patrocinada por el abogado Carlos Nayi, quien ya solicitó ser admitidos como querellantes. «Pediremos que se agrave la calificación legal a homicidio simple en grado de tentativa en concurso real con robo calificado, daño y violación de domicilio», apuntó el letrado.

¿Por qué el atacante la responsabilizaba a la mujer de haberse quedado sin trabajo? “No lo sabemos, porque fue de los últimos albañiles que estuvieron en casa terminando la obra”, aseguró a La Voz el marido de María, Maximiliano. 

“Cuando estaban con la obra a nosotros nos faltó un parlante. El contratista nos lo repuso pero les aclaró a los albañiles que se los iba a descontar. Supuestamente él dice que mi señora lo señaló a él como quien robó el parlante, pero no es así, incluso fue de los que estuvo trabajando hasta el final”, explicó. 

Maximiliano llegó a la vivienda alertado del asalto por un vecino. “Yo estaba trabajando, cuando llegué ya estaba la Policía, estaban esperando la ambulancia pero yo decidí subirla al auto y llevarla hasta el Hospital Privado que es donde se atiende”, contó. 

“Ella ya estaba consciente, pero estaba muy golpeada, toda ensangrentada”, describió. 

Entre los objetos que el delincuente se llevó hay dinero, una computadora, celulares. “Se llevó bastantes cosas, hasta donde sabemos estaba solo”, agregó. 

La causa recayó en la fiscalía de feria a cargo de Tomás Casas. “Todavía no hemos declarado, estaban esperando que ella volviera a casa y se repusiera, que se tranquilizara. Por suerte ninguna de las dos corre riesgo aunque tiene secuelas en la cara, el cuello y en los ojos”, apuntó. 

El jueves a primera hora les notificaron que el agresor había sido detenido. 

La inseguridad en barrio Empalme

Un empleado de limpieza denunció que, a punta de pistola, le robaron la moto el miércoles pasado en barrio Empalme. Los vecinos aseguran que no se trata de un hecho aislado, sino que la inseguridad está «a full» en ese barrio colindante con el Arco de Córdoba, según relataron. 

“Los choros andan a full. Están sacados. Tienen dos formas para entrar a robar. Andan por los techos mirando casas, o bien, andan levantando un poquito las persianas, para ver si hay gente adentro… Si el vecino tiene suerte y está adentro, pega un grito y los choros se van. Pero está brava la cosa”, aseguró un vecino de Empalme

NEWSLETTER 9AM

De lunes a viernes, la selección de nuestros editores de la información más relevante para cada jornada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 23/01/2021 en nuestra edición impresa.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *