martes, junio 18, 2024
spot_img

TAMBIÉN ES IMPORTANTE

Related Posts

uno se cansó de hacer goles hasta los 42 años y el otro, a los 36, no para de evitarlos


La Primera Nacional tiene un nuevo récord de imbatibilidad. Darío Sand (36 años), el arquero de San Martín de Tucumán, lleva 1.077 minutos sin recibir goles, es el mayor registro en la categoría y uno de los más altos de la historia del fútbol argentino. Darío es hermano de José Gustavo Sand, el famoso Pepe y uno de los máximos goleadores del siglo XXI, además de tener el orgullo estadístico de ser el jugador más veterano (42 años) en marcar un gol en Primera División.

Una curiosidad de los hermanos Sand es que heredaron la pasión por el arco de su padre Raúl. Oriundo de Bella Vista, Corrientes, César Raúl Sand llegó a Buenos Aires para sumarse a las inferiores de San Lorenzo. En 1971, todavía con edad juvenil, jugó sus únicos dos partidos en Primera, uno el 5 de marzo ante Gimnasia La Plata (2-2) , y el otro el 7 de noviembre ante Guaraní Antonio Franco (2-3), en ambos casos por la huelga de profesionales.

Pepe, el más grande de los hermanos, a los 10 años era arquero pero después se transformó en un temible goleador. Darío siguió los pasos de su padre, quien falleció muy joven, a los 48 años, cuando el exdelantero de Lanús apenas tenía 15.

José y Darío Sand hicieron inferiores en River. Foto: ArchivoJosé y Darío Sand hicieron inferiores en River. Foto: Archivo

El récord en la máxima categoría del ascenso lo tenía Javier Burrai, quien en 2018 y con la camiseta de Gimnasia de Jujuy, estuvo 993 minutos sin goles, nueve partidos completos y un poco más. Ahora, en Santo tucumano lleva 11 encuentros sin recibir goles. No es récord tomando todas las categorías del fútbol argentino pero va en camino.

En Primera División, el récord le pertenece a Esteban Andrada, de Boca, quien en 2019 completó 1.128 entre la Copa de la Superliga, la Copa LIbertadores y la Superliga. Andrada superó el registro de Marcos Crocce, arquero de Racing desde finales de la década del 10 y principios de los 20, quien mantuvo su arco en cero entre 1920 y 1921 durante 1.077 minutos, once partidos completos, igual ahora Sand, que superó por dos minutos la marca de Carlos Barisio de Ferro en 1981.

Esteban Andrada, en Boca en 2019, estuvo 1128 minutos sin recibir goles. Foto: EFE/Marcelo Endelli POOLEsteban Andrada, en Boca en 2019, estuvo 1128 minutos sin recibir goles. Foto: EFE/Marcelo Endelli POOL

Por ahora, tiene cinco récords de imbatibilidad por delante. Además del de Andrada, el mayor en el fútbol de ascenso dentro del marco de la AFA es propiedad Alejandro Otamendi, número uno de Tristán Suárez, quien estuvo 1.115 minutos sin recibir goles en 1994 (12 partidos completos). Otamendi había logrado superar a Daniel Tremonti, de Barracas Central, que en 1988 había alcanzado 1.113 minutos invicto.

Otro registro antiguo es el de Pedro Isusi, arquero de Independiente, quien estuvo 1101 minutos sin recibir goles en partidos oficiales entre 1925 y 1926. Este año, Damián Tello, arquero de Talleres de Escalada, completó 1087 minutos entre la Primera B y la Primera Nacional.

La tabla de imbatibilidad del fútbol argentino

  1. Esteban Andrada (Boca) en 2019, Primera División, 1.128 minutos
  2. Alejandro Otamendi (Tristán Suárez) en 1994, Primera C, 1.115 minutos.
  3. Daniel Tremonti (Barracas Central) en 1988, Primera D, 1.113 minutos.
  4. Pedro Isusi (Independiente), en 1925-26, Primera División, 1.101 minutos.
  5. Damián Tello (Talleres de Escalada), 2023-24, Primera B y Primera Nacional, 1.087.
  6. Darío Sand (San Martín de Tucumán), 2024 Primera Nacional, 1.077 minutos.
  7. Marcos Crocce (Racing), 1920-21, Primera División, 1.077 minutos.
  8. Carlos Barisio (Ferro), 1981, Primera División, 1.075 minutos.
  9. Roberto Sanagua (Defensores de Belgrano), 1992-93, Primera C, 1.018 minutos.



Source link

Popular Articles